¿Qué es un sistema?

Con el fin de tener una mentalidad de pensamiento sistémico, primero debemos entender lo que es un sistema. De acuerdo al diccionario, un sistema es un conjunto de objetos y de relaciones entre esos objetos y sus propiedades. Si pensamos al respecto, los sistemas son muy comunes y están en todas partes. Van desde los más simples hasta los más complejos en la vida. Hay sistemas vivos e inertes. Ejemplos de los sistemas vivos incluyen células simples, nuestro sistema nervioso central, una persona, un ecosistema, o incluso, una organización. Los teóricos de sistemas generalmente se enfocan en sistemas vivos, tales como los sistemas biológicos o sociales. En este caso, el sistema que nos preocupa es la cultura de inocuidad alimentaria de la organización (La forma en la que la organización trabaja para alcanzar la inocuidad alimentaria o el patrón de pensamiento y comportamiento relacionados con la inocuidad alimentaria demostrado por los empleados en la organización). La cultura de inocuidad alimentaria es probablemente parte de un sistema más grande, la cultura total de la organización. Pero para nuestros propósitos, nos enfocaremos específicamente en la cultura de inocuidad alimentaria.

Teóricos de Sistemas

Así como hemos adquirido conocimientos científicos a través de las metodologías analíticas y de investigación acerca de las causas de enfermedades transmitidas en los alimentos, los profesionales de la inocuidad alimentaria han conseguido avances en la materia a través del desarrollo e implantación de estrategias de gestión de riesgos específicos. En ocasiones, preocupaciones y estrategias específicas de inocuidad alimentaria han sido estudiadas y abordadas de manera aislada, como componentes individuales, no como sistema. Aunque este tipo de pensamiento lineal de causa y efecto nos ha servido bien en muchas instancias, no es completamente adecuado para dirigir algunos de los retos que enfrentamos, incluyendo aquellos relacionados con la cultura de inocuidad alimentaria de la organización o la adherencia del personal a las prácticas y/o comportamiento de inocuidad alimentaria establecidos. Esto es debido a que estas desviaciones han involucrado múltiples componentes que están interrelacionados.

Una característica crítica de un sistema es que no puede explicarse o entenderse por completo por el estudio de cada uno de sus componentes de manera aislada. Este puede ser explicado por el entendimiento de cómo cada parte o componente interactúa e influye con los otros componentes. La definición del diccionario, indicada líneas arriba, sugiere algo más allá de la simple relación causa-efecto. Un sistema demanda más un entendimiento total de las interrelaciones, para el explicar el papel que desempeñan los diferentes componentes del sistema.

Solamente con la adquisición de una mentalidad de pensamiento sistémico, como profesionales de la inocuidad alimentaria podremos desarrollar de manera adecuada Sistemas de Gestión de Inocuidad Alimentaria basados en el comportamiento.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>