ISO 9001:2015. 10. Mejora.

En esta sección se enfatiza la necesidad general de mejora de los procesos, productos y servicios, así como los resultados del SGC con el fin de cumplir con los requisitos de los clientes e intensificar su satisfacción. Las organizaciones necesitan demostrar que están activamente en búsqueda de oportunidades para mejorar sus procesos, productos y servicios, así como el desempeño del SGC.10.2 No Conformidad y Acción Correctiva.

Estos requisitos son muy similares a los descritos en la versión 2008, cláusula 8.5 aunque ya no hay referencias a las acciones preventivas.

Hay, sin embargo, un requisito nuevo para las organizaciones en relación con la gestión de las consecuencias de las no conformidades, el cual es el reconocimiento de que no todos los procesos y/o actividades representan el mismo nivel de riesgo en términos de la habilidad de la organización para cumplir con los objetivos. Por esa razón, las consecuencias de las fallas de las no conformidades en relación con los procesos, sistemas de producción, productos y servicios no son los mismos para todas las organizaciones. Cuando se decida el cómo tratar con las consecuencias de las no conformidades (Incluyendo sus procesos y actividades) las organizaciones necesitarán demostrar que han considerado tanto el tipo como el nivel de riesgo asociado con ellas.

También, entre las novedades, se requiere determinar si la no conformidad identificada puede también estar presente en algún otro proceso, producto, servicio o sistema en el interior de la organización, o si podría presentarse de manera potencial en los mismos. Esto cubre algunos de los requisitos previamente incluidos bajo la expresión “Acción Preventiva”.

Si bien ya no se requiere un procedimiento documentado, se necesita que las organizaciones mantengan información documentada en la cual se identifique la naturaleza de las no conformidades, las acciones tomadas subsecuentemente y los resultados de las acciones correctivas.

10.3 Mejora Continua.

Estos requisitos son prácticamente los mismos que los descritos en ISO 9001:2008 en las cláusulas 4.1 y 8.5.1, pero las organizaciones necesitan demostrar que están utilizando los resultados de sus análisis, evaluación y revisiones de procesos, para identificar las necesidades que deben de tratar, así como las oportunidades de mejora.

A manera de conclusión

Es importante notar que, salvo algunos cambios en la terminología, esto no significa que las organizaciones tengan que deshacerse de todos los protocolos con los que cuentan actualmente (Manual de Calidad, procedimientos, instructivos, diagramas de flujo, mapas de proceso y un largo etcétera). Toda la información documentada actual, no necesita ser removida de sus SGC actual, si es deseo de la organización retenerlo, pueden hacerlo en total libertad. De manera similar, las organizaciones no necesitan re-estructurar, re-nombrar ni re-codificar sus procedimientos, manuales y/o el resto de documentos presentes, solo para alinearlos a la nueva estructura de ISO 9001.

En muchos casos, las organizaciones han tenido un SGC por varios años quienes han crecido acostumbrados a utilizar su documentación existente y la seguridad que el proceso les brinda. No hay razón para que lo remuevan o reemplacen si les está siendo efectivo. La oportunidad clave es asegurarse de que se cumple con todos los requisitos de ISO 9001:2015. La estructura del SGC utilizado es realmente irrelevante.

Las implicaciones para organizaciones individuales podrán variar, dependiendo del grado en el cual su SGC cubre los nuevos requisitos. Por esta razón, será sensato que cada organización evalúe la cantidad de trabajo que probablemente necesitarán acometer para cumplir con los requisitos mencionados en las entradas publicadas recientemente. Además de la consideración de los requisitos mismos del SGC, esta evaluación necesita incluir el nivel de capacitación que puede requerirse del personal de la organización.

Una organización que busque un buen punto de partida para adoptar los cambios en la norma, haría bien en considerar esos elementos organizacionales clave tomados del Annex SL e incorporados al ISO 9001:2015, identificando:

  1. El contexto de la organización.
  2. Las partes interesadas.
  3. Los riesgos y oportunidades relevantes a su SGC.

También deben tener en consideración si el SGC existente contiene toda la información documentada que se solicita en esta nueva versión.

Importante aviso:

La información presentada es información teórica que (En mi particular punto de vista) está actualizada y es correcta al momento de ser redactada. Es proporcionada con el fin de que permita a los lectores cumplir con los requisitos de sus sistemas. Dado que las aplicaciones y condiciones de uso de esta información, está fuera de mi control, la información proporcionada no representa una garantía de ningún tipo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>