Disipando los mitos que rodean a los lubricantes grado alimenticio (5/6)

Mito 5. Los lubricantes H1 y H2 son equivalentes en sus requisitos.

Mientras que los productos H1 y H2 tienen sus méritos, las dos clasificaciones son distintas y están destinados para usarse en diferentes aplicaciones dentro de un establecimiento donde se procesen alimentos. Los lubricantes H1 (Comúnmente llamados “Grado Alimenticio”) son aceptables para su uso en aplicaciones en las que no se estima que se tenga contacto directo con el alimento, pero existe la posibilidad de que ocurra. Por el contrario, los lubricantes H2 solo son aceptables en aplicaciones sin contacto, donde hay una barrera física u otras medidas que garanticen que la contaminación cruzada no es posible.

Ahora bien, en algunas partes me ha tocado escuchar, cuando es evidente que, la maquinaría presenta fuga de aceite, y este entra en contacto con el producto, el personal de mantenimiento justifica el hecho de no darle prioridad a la reparación con la frase “Es lubricante grado alimenticio”, sin embargo, no me ha tocado ver que ninguno de ellos, vaya por un contenedor y se sirva al menos una cucharada para defender el punto.

Recuerden que estos lubricantes (H1), son solo para eventualidades, no como parte de la formulación.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>