Disipando los mitos que rodean a los lubricantes grado alimenticio (6/6)

Conclusión

La demanda de lubricantes de grado alimenticio aumenta a medida que los gobiernos de todo el mundo establecen nuevas normativas para fortalecer los estrictos requisitos de inocuidad, destinados a proteger la cadena de suministros alimenticios a nivel global. En enero de 2012 entró en vigor, la Ley de Modernización de la Inocuidad (FSMA, por sus siglas en inglés) de la FDA, lo que refleja un cambio significativo en la legislación sobre inocuidad alimentaria en EEUU y establece que los productores, procesadores y distribuidores deben aplicar medidas preventivas para proteger la cadena de suministro estadounidense. Cabe destacar que la FSMA exige que cada propietario, operador o agente a cargo de un establecimiento de alimentos, identifique e implemente controles preventivos para reducir de manera significativa o prevenga los peligros que puedan afectar a los alimentos manufacturados, elaborados, empacados o almacenados en alguna instalación. La FSMA también incrementa el alcance del gobierno estadounidense para solicitar el retiro de productos, así como la imposición de multas a las empresas, y establece requisitos más estrictos en materia de etiquetado y rastreo de los productos alimenticios importados a EEUU.

Pero los EEUU no es el único gobierno que está endureciendo sus normas. A nivel mundial, varios países están imponiendo leyes más estrictas e incrementando las sanciones prácticas laxas de inocuidad alimentaria. La gestión efectiva de los peligros químicos es la clave para evitar un error costoso, ya que se está bien informado acerca de los hechos, relacionados con los lubricantes de grado alimenticio.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>